Breaking News

Bernanke y otros dos estadounidenses ganan el Premio Nobel de Economía

El expresidente de la Reserva Federal Ben S. Bernanke, Douglas W. Diamond de la Universidad de Chicago y Philip H. Dybvig de la Universidad de Washington en St. Louis recibieron el lunes el Premio Nobel de Ciencias Económicas por su trabajo sobre los bancos y las crisis financieras.

La Real Academia Sueca de Ciencias en Estocolmo dijo que la investigación publicada por los tres estadounidenses en 1983 y 1984 proporcionó una nueva comprensión del papel que juegan los bancos para hacer que la economía funcione y hacer que se hunda en una crisis.

“Sus descubrimientos mejoraron la forma en que la sociedad lidia con las crisis financieras”, dijo el comité, y reconoció a los académicos por mostrarles a los formuladores de políticas que es fundamental evitar que los bancos quiebren.

Bernanke, quien dirigió la Fed durante la crisis financiera de 2008, fue reconocido por su innovador análisis de 1983 sobre la Gran Depresión. El comité dijo que su investigación mostró cómo las corridas bancarias habían convertido una recesión ordinaria en la década de 1930 en la peor crisis económica mundial de la historia.

Bernanke demostró que las quiebras bancarias, en lugar de resultar de la recesión, fueron las responsables de que ésta fuera tan profunda y prolongada. Cuando los bancos colapsaron, desapareció información valiosa sobre los prestatarios, lo que dificultó que las nuevas instituciones canalizaran los ahorros hacia inversiones productivas, dijo el comité.

Durante la crisis de 2008, Bernanke llevó a la Reserva Federal a un uso expansivo de los poderes del banco central, reduciendo las tasas de interés a casi cero y acumulando activos por un valor récord de $ 4 billones en un intento por estimular la actividad económica.

Diamond y Dybvig fueron honrados por su trabajo teórico pionero, también en 1983, que explicaba el papel de los bancos en la vinculación de ahorradores y prestatarios en una relación mutuamente beneficiosa.

Los dos hombres mostraron cómo los bancos resuelven un conflicto inherente entre quienes tienen exceso de fondos en un momento dado y quienes necesitan más efectivo del que tienen. Los ahorradores quieren acceso inmediato a su dinero en caso de gastos inesperados, mientras que los prestatarios quieren la seguridad de que no se verán obligados a pagar sus préstamos antes de tiempo, dijo el comité.

Al actuar como intermediarios, los bancos agrupan los ahorros de varias personas, lo que les permite satisfacer las demandas de los ahorradores de un fácil acceso a sus depósitos al tiempo que otorgan préstamos a largo plazo a empresas y otros.

Diamond y Dybvig también mostraron cómo la función esencial de los bancos los deja vulnerables a los rumores de un posible colapso. Si los ahorradores se preocupan de que un banco esté a punto de quebrar, los retiros pueden convertirse en una “corrida” desestabilizadora y autocumplida en el banco. Ese terrible resultado se puede evitar, como ocurre en Estados Unidos, si el gobierno ofrece un seguro de depósitos que proteja a los ahorradores contra tales pérdidas y si el banco central actúa como prestamista de última instancia.

Diamond también fue reconocido por su trabajo de 1984 que muestra que los bancos juegan un papel vital al acumular información valiosa sobre los prestatarios, evaluar su solvencia y garantizar que los préstamos se utilicen para empresas sólidas.

El comité de premiación despertó a Diamond con la noticia de su Nobel y lo envió a la ceremonia.

“Fue una sorpresa”, dijo Diamond por teléfono. “Estaba durmiendo muy profundamente”.

Los tres economistas dividirán el premio en metálico de 10 millones de coronas suecas, o aproximadamente 885.810 dólares.

El premio llega mientras los líderes financieros mundiales se preparan para la reunión anual de esta semana del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Washington, con la economía mundial desacelerándose en medio de una alta inflación.

Diamond dijo a los periodistas en breves comentarios que el sistema financiero está mejor blindado hoy que en 2008, y predijo que los bancos centrales lograrán controlar la inflación.

También dijo que los esfuerzos para diseñar un sistema financiero invulnerable interferirían con su función central de crear activos líquidos o fácilmente disponibles a partir de activos ilíquidos.

“Es posible, pero no necesariamente deseable” buscar tal perfección, dijo.

La ceremonia de premiación se transmitió en vivo en el sitio web de la institución Nobel.

Antes del anuncio del lunes, un total de 89 personas habían recibido el premio, conocido formalmente como el Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel.

premio del año pasado se dividió entre David Card, de la Universidad de California en Berkeley, que recibió la mitad del premio, y otros dos economistas, Joshua Angrist, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, y Guido Imbens, de la Universidad de Stanford, por su trabajo de extracción de conclusiones mediante la observación de la causa y efecto de las acciones económicas del mundo real.

About admin

Check Also

Cerebros adolescentes envejecieron más rápido durante la pandemia por estrés y ansiedad: estudio

Además de un gran aumento en las tasas de ansiedad y depresión, los investigadores de …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *