Breaking News

Migrantes sobrevivientes del tiroteo en el oeste de Texas detenidos por ICE

AUSTIN, Texas (AP) — Un migrante murió, otro resultó herido y al menos otros siete languidecen detenidos tres semanas después de que hermanos gemelos supuestamente abrieron fuego contra ellos en el desierto de Texas, afirmando que los confundieron con jabalíes durante un viaje de caza. .

Sin embargo, los tiradores acusados, los hermanos Michael y Mark Sheppard, de 60 años, que trabajaban en la policía local, fueron liberados inicialmente con una fianza de medio millón de dólares después de ser encarcelados brevemente por cargos de homicidio involuntario.

El caso ha causado indignación entre los defensores de las víctimas y los sobrevivientes, quienes dicen que su detención viola una directiva del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. .

“Este es un crimen de odio que ocurrió inmediatamente después de cruzar a los Estados Unidos”, dijo Zoe Bowman, abogada supervisora ​​del Centro de Defensa de Inmigrantes de Las Américas, quien representa a los siete sobrevivientes detenidos.

Michael Sheppard, que era alcaide en el centro de detención del oeste de Texas en problemas, donde fue acusado de abuso, y su hermano, Mark, que trabajaba para la oficina del alguacil del condado de Hudspeth, fueron nuevamente detenidos y acusados ​​​​de asalto agravado con un mortal. arma en relación con el tiroteo del 27 de septiembre.

Video: Dentro de un centro de procesamiento para inmigrantes en Texas

La oficina del alguacil no dijo dónde estaban retenidos o por qué inicialmente fueron puestos en libertad bajo fianza. El caso está siendo investigado por los Texas Rangers, un brazo del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Los migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México suelen ser víctimas de delitos, incluido el tráfico de personas, pero la mayoría ocurre al sur de la frontera. Un caso claro como este, en el que los migrantes son víctimas de un delito ampliamente publicitado en territorio estadounidense en el que se han presentado cargos contra sospechosos identificados, puede proporcionar un rastro documental poco común para la protección bajo una visa para los migrantes que son víctimas de delitos en Estados Unidos, dijo Bowman.

Pero a pesar de la directiva de ICE de agosto de 2021 que alienta enfáticamente la liberación de las víctimas de delitos mientras se lleva a cabo el largo proceso de visa, estos migrantes permanecen detenidos, dijo Bowman.

Seis de los migrantes sobrevivientes están detenidos en el Centro de Procesamiento de El Paso, un centro de detención de ICE, mientras que un séptimo está bajo la custodia del Servicio de Alguaciles de EE. UU. y se espera que sea transferido al Centro de Detención del Oeste de Texas, el cárcel asediada donde Michael Sheppard era un alcaide.

“Ciertamente parece que no están poniendo las necesidades de estas personas en primer lugar al optar por aferrarse a ellas”, dijo Bowman.

Los funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. no respondieron a las solicitudes de comentarios por teléfono y correo electrónico sobre la detención de los migrantes.

Los migrantes dijeron a las autoridades que estaban bebiendo agua de un embalse en tierras del condado en Sierra Blanca, al sur de El Paso, en el cálido y seco desierto de Chihuahua, cuando dos hombres, identificados en los documentos judiciales como los hermanos Sheppard, se detuvieron en un camión. Los migrantes dijeron que corrieron a esconderse.

Mark Sheppard dijo a los investigadores que él y su hermano estaban cazando y pensaron que habían visto una jabalina, una especie de cerdo salvaje, cuando abrieron fuego. “Mark Sheppard nos dijo que usó binoculares y vio un ‘trasero negro’ pensando que era un jabalí”, dicen los documentos judiciales.

Pero los migrantes dijeron a las autoridades que los hombres en el camión les gritaron y maldijeron en español, burlándose de ellos para que salieran, y aceleraron el motor mientras retrocedían. Cuando el grupo salió de su escondite, el conductor salió del vehículo y les disparó dos tiros.

Jesús Iván Sepúlveda fue asesinado a tiros. Brenda Berenice Casias Carrillo fue golpeada en el estómago y gravemente herida.

Silvia Carrillo, la tía de la mujer herida, dijo a The Associated Press que su sobrina le dijo a través de WhatsApp el 25 de septiembre que el grupo estaba comenzando el precario viaje por el desierto de México a Texas y que estaba apagando sus teléfonos. Cuando volvió a ponerse en contacto con Casias dos días después, su sobrina le dijo que habían disparado contra el grupo y que ella yacía herida, temiendo morir.

Carrillo animó a su sobrina a llamar al 911 para pedir ayuda. En el grupo de 13 migrantes también estaban los dos hijos de Carrillo, otra sobrina y un yerno. Casias le dijo que todos estaban bien, pero otro hombre que estaba con ellos… Sepúlveda, de 22 años, de Durango, México, – Estaba muerto.

“Sentí que me iba a morir, estaba desesperada e imaginaba lo peor”, dijo Carrillo.

Cuando las autoridades llegaron en respuesta a su llamada al 911, Casias fue llevada a un hospital y los otros sobrevivientes fueron interrogados por funcionarios federales y de inmigración. Sus testimonios llevaron al arresto de los hermanos Sheppard, luego de lo cual los testigos fueron puestos bajo custodia de ICE.

El 7 de octubre, Carrillo dijo que volvió a hablar con Casias, esta vez desde el hospital. Casias sonaba débil, pero dijo que estaba mejorando lentamente y que le faltaba una cirugía más.

Casias se mantiene estable y mejorando y tiene cierta protección legal, dijo el martes su abogada, Marysol Castro, abogada gerente de los Servicios Diocesanos de Migrantes y Refugiados en El Paso. Se negó a proporcionar detalles porque dijo que su cliente teme por su seguridad desde que se enteró de la liberación inicial de los hermanos Sheppard.

Bowman dijo que está buscando visas destinadas a inmigrantes que son víctimas de delitos para sus clientes, pero aunque el caso ha sido ampliamente publicitado, podría llevar meses producir los documentos judiciales necesarios.

Mientras tanto, ha solicitado, sin éxito hasta ahora, que se entreguen a los patrocinadores en los EE. UU., una decisión que queda únicamente a discreción de las autoridades de ICE.

John Sandweg, un abogado que se desempeñó como director de ICE durante la administración de Obama, dijo que otros factores, como el papel de los sobrevivientes como testigos, podrían significar que las autoridades decidan mantenerlos detenidos para que estén cerca para testificar en el caso.

Aún así, a primera vista, dijo, “no hay una buena razón” por la que estos migrantes permanezcan detenidos.

“La conclusión es que estudio tras estudio tras estudio y los propios datos de ICE han demostrado la efectividad de las alternativas a la detención”, dijo Sandweg, y agregó que el sistema “necesita una reforma crítica”.

Mientras tanto, Carrillo dijo que ella y los familiares de los otros sobrevivientes esperan respuestas sobre el destino de sus seres queridos en el país al que viajaron en busca de una vida mejor, y están pidiendo que los tiradores sean llevados ante la justicia.

“Solo quiero que hagan justicia por mi sobrina y por Jesús, el hombre que murió”, dijo Carrillo.

———

Los reporteros de Associated Press Jake Bleiberg en Dallas, Texas, y Paul Weber en Austin, Texas, contribuyeron a este despacho.

About admin

Check Also

Australia argumenta en contra del estatus de barrera de coral ‘en peligro’: NPR

Una tortuga marina nada sobre corales en Moore Reef en Gunggandji Sea Country frente a …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *